News

‘Zoom’ viaja a la frontera polaca con Ucrania para mostrar el éxodo de millones de refugiados

El espacio del área ‘unscripted’ de Secuoya Studios para À Punt analiza el conflicto bélico desatado en el país eslavo y observa la crisis de refugiados más grave en Europa desde la II Guerra Mundial

 

Desde el inicio de la invasión de Putin sobre Ucrania, más de tres millones de ucranianos han huido del país hacia países limítrofes como Moldavia, Rumanía, Hungría, Eslovaquia y Polonia, que alberga el mayor número de refugiados con dos millones de personas desplazadas por la guerra. ‘Zoom’, el espacio de reportajes de investigación de À Punt producido por el área unscripted de Secuoya Studios, se traslada a la frontera polaca, donde llegan cada día miles de personas para examinar los efectos de la invasión rusa y la crisis de refugiados más grave desde la II Guerra Mundial.

El equipo de Secuoya Studios, con Bérnar Giménez a la cabeza, viaja hasta uno de los puntos fronterizos de Polonia para conocer las historias de estos desplazados, así como el trabajo incesante de organizaciones humanitarias internacionales, ONGs y particulares que han recorrido millones de kilómetros para ayudar a los refugiados.

La Comunidad Valenciana se ha volcado para intentar ayudar a los refugiados, ofreciéndoles una escapatoria a través de los numerosos autobuses que llegan a la frontera a recogerles, así como abriendo sus casas para ofrecerles un lugar seguro. La respuesta solidaria valenciana ha sido espectacular. La Generalitat ultima un hospital de campaña en Alicante y prepara módulos en la Ciudad de la Luz para acoger a personas refugiadas. Además, a lo largo de todo el territorio se han recogido toneladas y toneladas de ayuda humanitaria.

Son muchos los españoles que están ayudando a familias ucranianas, como Nela y Andreu, familia de acogida de Valeria, que huyó de Irpín, asediada por los ataques del ejército ruso. Ellos han podido vivir la situación casi en directo gracias a los audios que les iba enviando, los cuales ha compartido con el programa.

No todos han podido huir de las bombas, para desesperación de los familiares y amistades que les esperan en nuestra Comunidad. Mara es la madre de acogida de Ilona, una chiquilla de 10 años que vive cerca de Chernóbil. Una zona, actualmente, controlada por las tropas rusas que hacen inviable la huida. Hace más de una semana que Mara no sabe nada de Ilona, y, pese a esa angustia, ha decidido ayudar a otros menores en una situación similar a la de su hija de acogida.